Pregunta:

Mi pareja siempre está en el teléfono. Siempre está hablando, mandando mensajes, en IG, Tik Tok, lo que sea. Empecé a preguntarme si había alguien más, así que revisé su teléfono cuando lo dejó a la vista. No había nada allí. Ahora mi hermano me está haciendo pasar un mal rato, diciendo que estuvo mal revisar su teléfono, pero me siento mucho mejor y sé que he estado mucho más tranquilo con ella desde que revisé su teléfono. Así que, en realidad, ¿no fue bueno para nuestra relación, a grandes rasgos, si sabes lo que quiero decir? Sé que la gente dice que se supone que no debes mirar el teléfono de tu pareja, pero nadie es perfecto y no creo que sea un gran problema como afirma mi hermano. ¿Ustedes qué opinan?

Respuesta:

Ya sabes que lo que hiciste no estuvo bien, pero parece que estás sopesando lo malo que fue en realidad. Te voy a compartir algunas cosas en las que debes pensar, en realidad todos los que tenemos una relación deberíamos pensar siempre en ello. Por favor, lee esto unas cuantas veces, y tal vez deberías volver a leerlo.

Primero, sabes que no tenías su consentimiento para ver sus comunicaciones. ¿Qué está sucediendo?

Tuviste una idea que fabricaste a partir de las sospechas que creaste y luego actuaste en consecuencia, violando la confianza y los límites de la relación.

Podrías decir que simplemente te sentías demasiado inseguro, pero continuemos analizando.

Tus acciones no fueron el resultado de la inseguridad, sino de la propiedad y de tener derecho. Te diste el permiso para investigar a tu pareja y, aunque ella no sepa que lo hiciste, has roto los acuerdos de la relación al invadir su privacidad. También has faltado al respeto a su individualidad y autonomía.

Este comportamiento se basa en un valor abusivo de superioridad en el que crees que tuviste el derecho de hacer lo que quieras cuando crees que hay una causa justa. Tu causa justa aquí fue tu sospecha y malestar. Ahora, ¿por qué pusiste tus acciones de buscar tu propia comodidad por encima de la confianza en la relación?

La confianza sin control es REALMENTE incómoda cuando no estás acostumbrado a ella, porque te expones a ser herido. Pero arriesgarse a ser herido es de lo que se trata la verdadera vulnerabilidad emocional.

Observa con detenimiento: ¿a qué teléfono te diste el permiso de mirar? ¿El de tu hermano? No. Las personas se apropian mucho de las relaciones románticas. Es necesario deshacer esto. Tu pareja es una compañera, no algo que te pertenece o que debes controlar. Debes operar desde un lugar de confianza y no de propiedad porque si no practicas esto, el valor de la superioridad, el cual te dice, puedo romper las reglas cuando me siento incómodo, estará presente en todo tu pensamiento y comportamiento en la relación y eso tarde o temprano destruirá tus relaciones íntimas.

Hay maneras respetuosas de expresar tus preocupaciones y tu vulnerabilidad sin culpar ni dañar la relación. Éstas se basan en valores y creencias que se fundamentan en la verdadera igualdad, no en la propiedad.

En su lugar, intenta decir que te sientes ansioso, preocupado e inseguro acerca de tu relación y que ese es tu problema, no el de ella, pero que querías que ella lo supiera. Observa cómo funciona esto en lugar de violar su confianza y faltarle el respeto a los límites que ella tiene.